Sant Jordi: libros y rosas, tradición y amor.

El día de Sant Jordi, 23 de Abril, es una fecha muy señalada en Cataluña. Los elementos centrales de este día, dedicado al patrón de Cataluña, son la cultura y el amor, representados con el libro y la rosa.

Las calles de todas las ciudades y de todos los pueblos de Cataluña se llenan de puestos con flores y libros y de gente ávida por regalar la rosa y el libro a su enamorado o enamorada. Hoy la tradición se ha extendido tanto que los padres también regalan estas flores a sus hijas y salen a las calles con sus pequeños para comprarles los libros que más les gustan.

Estés donde estés, no puedes perder la ocasión de pasear por la avenida o calle principal del lugar y dejarte llevar por la marea, te va a encantar.

Los libros más populares, los más vendidos, junto a los más personales y menos comerciales van a tener un lugar privilegiado este día. Pasear es realmente un placer y puedes descubrir nuevas propuestas que van llenar tus horas con la lectura más deliciosa.

Además, los ávidos lectores tendrán la oportunidad de poder intercambiar impresiones con los autores de las obras, o conseguir que estos les firmen el libro recién adquirido.

Las rosas rojas son las protagonistas por excelencia, si bien es cierto que con los años, las rosas de todos colores han ido ganando algo de terreno. En cucuruchos de papel, en celofán o adornadas con todo detalle, llenando cestos, cubos y mesas mientras decoran las ciudades y esperan a ser entregadas a los más enamorados.

Origen de la festividad:

El origen de la festividad se remonta a siglos atrás.

Sant Jordi, caballero bajo las órdenes de Diocleciano, se negó a perseguir a los cristianos tal como le ordenaron, y por ello fue martirizado y decapitado.

Poco tiene de fantástico, de dragones y de princesas esa historia, ¿verdad? La realidad es que tan venerado fue el santo que pronto comenzaron a aparecer historias fantásticas ligadas a su figura, y os lo contamos más adelante.

Durante el S.XV ya se organizaba en Barcelona una feria en la cuál se vendían rosas que eran compradas por muchachos prometidos, novios y jóvenes matrimonios.

¿Tiene en ella los orígenes el regalar una rosa en tan señalada fecha?

Sea como sea, hoy en día, es tal la afición de hacerlo, que los floristas estiman hacer el 40% de las ventas anuales de rosas el 23 de abril.

En cuanto a la tradición de regalar un libro, parece que hay que remontarse al menos a la Exposición Internacional de 1929, cuando los vendedores de libros decidieron montar en la calle puestos de venta de libros para dar a conocer novedades y fomentar entre los barceloneses la lectura. Pasados los años, decidieron aunar esta iniciativa a la de regalar la rosa y hacerlas coincidir el 23 de Abril, fecha que además conmemora la muerte de 2 celebres escritores de la literatura universal: Shakespeare y Cervantes.

Como dato de interés, decir que en 1996, la Unesco declaró el día de Sant Jordi fue declarado Día Internacional del Libro.

Para los más románticos: La Leyenda de Sant Jordi

Cuenta la leyenda que el pueblo de Montblanc estaba siendo devastado por un terrible dragón, Los habitantes, junto a sus ganados, eran devorados. Para aplacar el hambre de la bestia, cada día le ofrecían una doncella. El día llegó en que la hija del rey fue la elegida, entonces, un caballero de nombre Jordi, se enfrentó al temible dragón venciéndolo y acabando con la terrible suerte de los habitantes de Montblanc.

Cuentan que de la sangre derramada salió un bello rosal de flores rojas.

La tradición del libro vino después, algunos dicen que nació cuando el valiente caballero escribió un poema a su amada princesa.

Para los amantes de la gastronomía:

Año tras año, se van sumando nuevas propuestas gastronómicas para degustar en este día tan señalado. Destacamos las 2 más habituales. No dejes de buscarlas, no te va a ser difícil dar con ellas y te van a gustar:

NO debes dejar de probar el pan de Sant Jordi una original alternativa al pan habitual, ya que incorpora sobrasada en su receta. Jugando con el cromatismo, el panadero alterna la masa de pan con la que lleva la mezcla rojiza de sobrasada . Al cortar la hogaza nos encontramos con las 4 franjas de la bandera catalana. En algunos casos, el panadero añade unas nueces a la receta. Una delicia original que sólo encontrarás este día en las panaderías catalanas.

Si prefieres una opción más dulce, decántate por el Pastel de Sant Jordi, una bizcocho rectangular que emula un libro. Esta delicada propuesta ofrece finas capas de bizcocho realizado a base de azúcar, huevo y almendra.

Como ves, el 23 de abril es realmente un día señalado, lleno de magia, cultura y amor. No dejes pasar la oportunidad de vivirlo al menos una vez, así que ven y disfrútalo.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTA con HOTEL CIMS CAMPRODON

COM PODEM AJUDAR? Enviar-nos un mail i li respondrem el més ràpid possible. gràcies

Enviando

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?